Brady W.

Me siento muy, muy, muy agradecido de que hayan respondido a mi desesperado correo electrónico y me hayan atendido esa misma semana. En la cirugía, el Dr. Fass descubrió que mi vesícula biliar estaba casi gangrenada, una de las más infectadas que jamás había visto. Creo que ustedes me salvaron de una situación mucho peor que los cálculos biliares.

Written by Invigo